You are currently browsing the category archive for the ‘My taylor is rich’ category.

Hay cuatro discos de Bon Jovi que se salen. El primero, Bon Jovi, el tercero y cuarto, Slippery When Wet y New Jersey, y el nosecuantos, These Days. y En este disco hay una canción que ni es de amor, ni de desamor, ni de rock, ni de It´s my life, ni Have a nice day ni esas chorradas que escriben ahora. Es una canción triste sin más, de cuando te levantas con el pie malo… que bueno, es mi pie y yo lo quiero.

I can´t write a love song, the way I feel today
I can´t sing no song of hope, I´ve got nothing to say
Life is feeling kind of strange, it´s strange enough these days
I send this song to you, whoever you are
As my guitar lies bleeding in my arms…
bla bla bla…

Y eso, que estoy un poco triste, jo, porque he perdido mi arco (sí, claaaaaro). Y el problema no era del arco, ni de quien me lo recomendó, ni de quien lo vendió… Si no que un arco tan pequeño no era para mí… (Sí, claaaro, el arco). Y me jode, porque todas las decisiones que he tomado en este año, casi todo lo que he hecho, ya no tienen mucho sentido. (Es que no lo pillais, no es el arco, ¡que le den al arco!)

¿Y qué hago yo ahora?… ¡Plaf, bofetón! ¡Espabilar! Que aun queda mucho camino. Y si llueve y está inundado… “Papi, papi, enséñame a nadar” “¿No sabes nadar? Espera que lo soluciono ahora” Y me cogió de los brazos y me lanzó al agua. Y joder si aprendí.

Primero un wideo.

Ayer fuimos a trabajar a Outeiro de Rei, allí donde está un zoo que tengo que ir a visitar pero en cuanto pueda; y casi nieva, pero al final se quedó en aguanieve cutre. Y a la vuelta llamaron los autopisteros, que al final sí que se iba a trabajar esa noche. Y como habían dicho que no se trabajaba hasta la noche de hoy, por las lluvias, pues nos cagamos un poco en todos los santos. Así que cuando llegué a casa me metí en cama, para estar fresco cual lechuga a las diez. En medio sueño me llamó mi encargado para decirme lo de siempre, que al final no. Y es que a la lluvia se la suda lo que piensen en el ministerio, eso está claro, y si tiene que llover, va a llover. Así que me dije, bueno, ya que no trabajo, voy a levantarme, ya que estar tirado en cama para ná es tontería. Pero como estaba medio viendo Cuatro bodas y un funeral, era la segunda boda y me estaba descojonando de lo poco que veía, pues le dí hasta casi el principio donde me había quedado dormido, y me puse a verla ya con más atención. Pero mi almohada es mucha almohada. Volví a quedarme sopa. Y soñé. Aviso a navegantes, a partir de esta frase, muchas idas de olla.

Me habían dado una beca para irme a estudiar a Nueva York, del viaje no recuerdo mucho, la verdad, sólo de la llegada. También venían David, Jorge, Diego, y no sé si visteis la seríe Cómo conocí a vuestra madre, pues también estaba con nosotros el grandote de Minnesota, Marshall. Se encargaban de nosotros dos chicas, que tal y como nos trataban calculo que nosotros debíamos tener como mucho dieciseis años y éramos unos gamberros de cuidado. Nos alojaron junto a otra mucha gente en una peazo casa acojonante, era como si reformaran el partenón y dejaran las columnas y un par de metros hacia dentro hicieran una mansión, con una puerta enorme en cada lado. Así que dejamos los petates en nuestras habitaciones y mientras Diego y Jorge se iban a a dar una vuelta por la ciudad, David y yo nos quedamos con Marshall, que era un cándido y nos decía, tengo que estudiar, dejarme solo, no toqueis mis cosas, por favor; y nosotros, hola, qué haces, qué es esto, de dónde vienes, hala, qué cosa más chula, qué es, vente con nosotros no te aburras… Nos faltaban cuernos, rabo y tridente. Y el Marshall tenía dos lanchas hinchables (?) encima de un armario, y allí mismo nos pusimos a hincharle una, destrozando todo lo que había en su habitación, hasta que finalmente no sé con qué tocó, que explotó. Y vaya risas. Así que Marshall acabó por echarnos educadamente. Pero le habíamos robado la otra, y nos fuimos a la carretera que rodeaba la casa, que era una cuesta, la subimos, hinchamos la lancha, David se metió dentro, y yo lo empujé carretera abajo.

La que se montó. Justo cuando solté a David, que iba a toda hostia, apareció un coche delante en la curva, y en vez de parar, se acojonó, dio media vuelta, y salió disparado cuesta abajo chocando con otro coche que subía. Yo me agaché detrás de una columna, y David acababa de reunirse conmigo mientras comenzaba a deshichar la lancha cuando empezaron a sonar sirenas de policía por los cuatro lados de la casa. Nosotros dimos media vuelta hacia la puerta contraria del accidente, y vimos que entraban un par de policías. No nos vieron y los seguimos. Entramos detrás, dejamos la lancha a medio hinchar en la puerta de Marshall, y nos encontramos con Diejo y Jorge preguntando qué había pasado. Y nosotros, no sé, ni idea, vamos a ver. Y medio disimulando nos encontramos con los policías hablando con las dos chicas, que decían, lo sentimos, muchas gracias, no volverá a pasar. Se fueron todos. Las chicas dijeron: Diego, Jorge, Marshall, volved a vuestras habitaciones. Y David y el otro cogen el vuelo de este fin de semana para casa. Aquello fue el hundimiento del Titanic. Primero, porque, joder, a mí no me parecía tan grave. Y segundo, porque lo decían sonriendo y en plan ” y un problema menos”. Así que se fueron todos y yo me quedé con ellas, con las manos en los bolsillos y pensando. Las chicas me ignoraban, hablaban de sus cosas. Pensaba en ir a la desesperada, decir que nosotros no habíamos hecho nada, que ni siquiera nos habían preguntado si era verdad, que era injusto. Pero me salió: Si os hemos… quiero decir, si habeis dado la cara por nosotros y os han avergonzado por nuestra culpa, lo siento. No sé qué mierda de frase es, pero así foi. Y una me dijo: no, no nos han avergonzado, muchas gracias.

Y ante la rotundidad del muchas gracias, me dí la vuelta. Y empecé a caminar. Silbando. Porque empezó a apoderarse de mí una tontería… Ellas me caían mal, y no sé cómo, lo que pasaba me hacía feliz, y quería demostrarlo. Así que en medio del silbido, me dí media vuelta otra vez, y lo más contento que pude les dije, como si nada hubiera pasado: bueno, ¿ y a qué hora se come aquí? No, lo digo porque, joer, con tanto ajetreo a uno le entra el hambre, ¿no? Bueno, voy a ver si encuentro la cocina, chao. Y me volví a ir silbando. Jorge me encontró y me preguntó si estaba bien, bla bla bla. Y yo le dije: Jorge, quiero pasármelo de puta madre. Tú conoces la ciudad, llévame por ahí.

Y nos fuimos los cuatro (el quinto es Marshall) a ver Nueva York. No había ningún edificio típico, sólo conocía uno y era porque pertenecía al juego Hotel. ¿Sabeis el que era más o menos semicircular?  Pues ahí estaba. Había otro, que no sé de dónde salía, pero miraba estaba en la acera, miraba hacia arriba y me entraba vértigo. Para poder verlo todo tuve que andar como un minuto a lo cangrejo, marcha atrás. Nos metimos en el metro, y por unos túneles en los que por fin entendía a la gente, porque estaba lleno de hispanos.

Y llegamos al final del sueño. Estábamos pasándolo estupendamente en los túneles, cuando me viene un yonki que ví en alguna película, y me pregunta en inglés si tengo un cigarro. No le entiendo ni papa y paso de él. Me coge del brazo y me señala mi tabaco. Le doy un cigarro y después me señala la cartera. Lo mando al carajo y le saco el brazo de un golpe. Me meto entre la gente, y al momento vuelve a agarrarme el tipo, con una jeringuilla apoyada en el medio de mi esternón. Con la mano izquierda le agarro su derecha, la de la jeringuilla y con mi derecha intento zoscarle. Pero con su otra mano (su izquierda, eso es) él para la mía y la coge para no soltarla. Y entre forcejeos y me cago en tu madre, se acaba el sueño. Hala, una foto de Sophie, mi psicoanalista, que todavía está meditando lo que me pasa.

sophie-marceau1

Al final son las dos de la mañana y me encuentro con que las cuatro bodas y un funeral del Windows Media se repiten una y otra vez. Así que, como es el final y lo que veo son fotos, pues ya me imagino de quién es el funeral. Ví la película, y en la tercera boda estuve todo el rato esperando a que se muriera. Me dió pena, era el mejor personaje. Después se me fue más la olla y pensé que si metieran a Tom Bombadil en la peli del señor de los anillos, él sería perfecto. Y mientras veía la peli pensaba, joer, yo soy Charles. Incluso los “joder” de cuando se queda dormido son los míos. ¡Incluso Scarlett es mi hermana Esther! Pero así que va pasando la peli pienso, “no, yo soy el burridiota del Tom”; pero no, yo soy Fiona, y bien feliz que estoy.

-A cuestión é: ¿qué carallo é un manamaná?

-Non, neniño non. A cuestión é: ¿a quen carallo lle importa?

miiiiimiiiiimiiiiimiiiiiiiiiiiiiiii!!!!

…miiiii… ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡MIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!!!!!!!!!!

Fijate tú, que hace como diez años que pensaba que los coros de Should I stay or should I go eran en castellano, y resulta que era cierto. Vamos, en realidad yo los cantaba en castellano, pero pensaba que decían algo en inglés que sonaba parecido. Anda que no tengo berreado “¡Pero qué tienes que decir!” Y hoy busqué la letra y ya ves.

Should I Stay or Should I Go? – The Clash

(Había otro video mejor, pero lo presentaba Ron Howard… a ver, ya sé que en su día puse uno del David Hasselhoff, pero todo tiene sus límites)

Darling you got to let me know
Should I stay or should I go?
If you say that you are mine
I’ll be here ‘til the end of time
So you got to let me know
Should I stay or should I go?

It’s always tease, tease, tease
You’re happy when I’m on my knees
One day is fine the next is black
So if you want me off your back
Well come on and let me know
Should I stay or should I go?

Should I stay or should I go now?
Should I stay or should I go now?
If I go there will be trouble
An’ if I stay it will be double
So come on and let me know…

This indecision’s bugging me
(Indecisión me molesta)
If you don’t want me, set me free
(Si no me quieres, líbrame)
Exactly who’m I’m supposed to be
(Dígame qué tengo ser)
Don’t you know which clothes even fit me?
(¿Sabes que ropa me queda?)
Come on and let me know
(Venga, que me tienes que decir)
Should I cool it or should I blow?
(¿Me debo ir o quedarme?)

Should I stay or should I go now?
(¿Yo me enfrío o lo soplo?)
Should I stay or should I go now?
(¿Yo me enfrío o lo soplo?)
If I go there will be trouble
(Si me voy va ver peligro)
And if I stay it will be double
(Si me quedo es doble)
So you gotta let me know
(Me tienes que decir)
Should I cool it or should I blow?
(¿Me debo ir o quedarme?)
Should I stay or should I go now?
(¿Yo me enfrío o lo soplo?)
If I go there will be trouble
(Si me voy – va ver peligro)
And if I stay it will be double
(Si me quedo es doble)
So you gotta let me know
(Me tienes que decir)
Should I stay or should I go?

También debo decir que en “Si no me quieres, líbrame”, yo cantaba “Se non o queres damo a min”. ¡Es que no se les entiende un carallo!

Ej que no tengo nada que decir, pero hoy he visto el video, y me gustó bastante.

Ahora en vez de bigger bang, una bigger band.

Sí, tiene un nombre de coña, pero…

Y Diego me dice que es el Miguel Bosé extranjero, bueno, la verdad es que en el primer disco se parece más a Formula V o uno de estos, pero ya sabemos lo que le pasa a Diego cuando abre la boca de más. Hoy estuve todo el día escuchando al de los ojos diferentes, y me ha dado por buscar algún video. Si es que no paro.

Todos los principios son chungos, y si no, que se lo pregunten a Jesulín de Ubrique, que le falló el asesor de imagen y no volvió a cantar. Para mí, Bowie es uno de esos pocos artistas que han probado de todo (bueno, de esos hay muchos, me refiero a que ha ido cambiando de palo de vez en cuando, diferentes estilos musicales, actor…), y que siempre les ha salido bien.

El siguiente video es de la primera canción que escuché de él, hace muuuuuchos años.

La verdad es que siempre me pareció un tipo con mucha clase. Cuando lo ví en Dentro del Laberinto pensé, ¿pero qué pinta este aquí? Y pintaba mucho. Ya es difícil imaginárme la película sin Jennifer Connelly (Paul Bettany, tío con suerte), pero es que nadie podría haber igualado al Bowie como el Rey de los Goblins. Un tío bastante cabrón y juguetón, pero enamorado hasta las trancas de su enemiga. Fue Pilatos en La Última Tentación de Cristo, participó en Twin Peaks y ahora hace de Nikola Tesla en The Prestige, que tengo que ir a ver pero ya.

Y buscando y buscando videos del Bowie, me encuentro esto…

¡¡La polla!! No sé si es horrible o es buenísimo, y mucho me temo que me inclino por lo segundo.

Bueno, da miña terra, no. Más bien al otro lado del planeta. Pero hay gaitas. Bueno, escocesas. Esto… mmm… que sus veais el video.

Y no, no tengo acciones en YouTube, lo cual es una pena.

Tenía esta canción en una cinta desde hace lustros, y hoy me ha dado por bajarla de Internet. Os la recomiendo.

WHITE LION – WARSONG

I got the call one summer night
He said you´re on tomorrow´s flight
My mother cried my sister too
My father said I´m proud of you
I can´t believe it´s true
We´re going after who
And still I wish that I just knew
What are we fighting for
When the price we pay is endless war
What are we fighting for
When all we need is peace
Though I´m blind to what I see
They tell me there´s an enemy
I know I gotta get outta here
Insanity is drawing near
Can´t take it anymore
I´ve knocked on heaven´s door
No I´m not dying for this war
What are we fighting for
When the price we pay is endless war
What are we fighting for
When all we need is peace
What are we fighting for
Can´t we learn from what we´ve done before
What are we fighting for
When no one ever wins, in war
A young man returns from war
Where he didn´t know
What he was fighting for
The streets remained the same
But people´d changed
The medals on his chest
Didn´t mean a thing
A tear dropped from the corner of his eye
Did he come home
My grandpa died in Normandy
My brother is still in Vietnam
I know there´s nothing good in war
I know ´cause I´ve been there before
So what am I gonna do
I know this war ain´t through
And still I wish that I just knew
What are we fighting for
When the price we pay is endless war
What are we fighting for
When all we need is peace
What are we fighting for
Can´t we learn from what we´ve done before
What are we fighting for
When no one ever wins, in war.

Lo que está sonando en el móvil de Xiana

Be My Baby, de Vanessa Paradis. Y vamos haciendo memoria para sacar el Xiana´s Greatest Hits. Pista 1 - House Of The Rising Sun, The Animals Pista 2 - Simple Man, Lynyrd Skynyrd Pista 3 - Girls Girls Girls, Motley Crüe Pista 4 - Even Flow, de Pearl Jam Pista 5 - You Give Love a Bad Name, de Bon Jovi Pista 6 - Ball And Chain, de Janis Joplin

Día de Nuestro Señor

septiembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Flickalo!

Mira que os molan estos…

¡Miao!

Pos esto es todo, amigos. Para cualquier chorradita, por chorras que sea, no os corteis y mandadme un meil de esos a tylerrip@hotmail.com