You are currently browsing the category archive for the ‘Let the music do the talking’ category.

Joer, acabo de escuchar a Chuck Berry cantando Maybellene, “bla bla bla, Maybellene, why can´t you be true… o algo así, bla bla bla…” y la siguiente canción del disco es 30 days… y… ¡pero si son iguales!

En fin… hace algún tiempo mi ordenador, ese en el que retocaba fotos con el paint, me se murió. Y ahora que he ahorrao un poquito, pues… ¿a que no adivinais qué me voy a comprar?

VI_TSB

Pues no, ¡el ordenador! ¡Malditas prioridades!

¡Basta ya! Tanto cumpleaños, tanta tontería… ¡Ya ni voy a decir nombres! Primero pa la prima con el pelo a lo Slash. Ahí va tu regalo, que sé que te molan, ¡so hardrockeira!

El siguiente regalo, para la lolaila, a quien el nombre de la de arriba le resulta familiar, hala, ahí vai, ¡so punki!

Y mañana, o cuando acabe de escribir esto, que ya sabeis que escribiendo voy más lento que pegarle a un padre con calcetín sudado (sí, el chiste no era ese, pero no se me ocurría nada), el Curruncho también cumple. ¡Pues toma regalito, toma! ¡So grungie!

“Miguel, Miguel…” ¡Ay, no!. Snif, ¡Neno, no nus murimos a los 27, nunca seremos rock stars!

Son las 12:34 de la mañana (bueno, hace un par de minutos), y me parece una hora cojonuda para escribir la siguiente chorrada. En mi empresa no se aclaran. Hace una semana mi encargado nos dijo que visto lo visto, a lo mejor tenían que volver a echar gente a la calle, más que nada porque no había obras para hacer, y lo cosa estaba malita. Bueno, ya son las 12:41, mira que tardo en escribir… Así que cuando no escuchaba nadie, volví a soltarle lo que le dije a finales de verano, que yo no tenía hijos, que estaba soltero, no, no me estaba declarando, que vivía en casa de mis padres, (lo que no es cierto, es mi madre la que vive en casa de sus padres, y siempre que puedo se lo recuerdo) bla bla bla… Pero no coló. Me dijo que sí, que tenía razón, de hecho los que se fueron en verano estaban en mi situación, pero que yo no me iría. Cuando el jefe le preguntara a él su opinión, primero estaba yo, y luego los demás. También me dijo que era un gesto muy noble (joder), pero que no sabía cómo me iría la vida en un par de años, que me imaginase que de pronto me encontraba con hijos y formando una familia… Para mí eso es mucha imaginación, pero bueno. Subí a casa y se lo dije a las personas éstas que viven conmigo, y me respondieron lo mismo. Básicamente que yo tenía derecho a quedarme, tanto como el más necesitado.

Qué falso soy. Todo esto lo hago por no perder dinero si me voy. No es ninguna nobleza ni sacrificio por los demás. Y además he tardado media hora en escribir un párrafo. Un par de días después los jerifaltes tuvieron una reunión con los encargados, diciendo que durante este año no íbamos a hacer ni la primera hora extra, ni ningún sábado, y que era una buena solución para no echar gente. Pues sí. Y esto a mí me pareció cojonudo. ¡Estar a las cinco en casa! ¡Tardes libres todos los días! ¡Qué lujo! Bueno, la cosa duró un jueves y un viernes. El lúnes de la semana que hoy acaba, empezaron a salir carreteras nuevas por toda Galicia. Llamaron y dijeron que no íbamos a dar hecho, que no nos preocupáramos, que todo volvía a la normalidad. Mieeeeerda.

Y bueno, adelgazar, no adelgazo una mierda, pero andar, ando como un condenado. Este viernes fuimos a una de esas carreteras nuevas. 15 km. Premarcámos una recta de 4 km. antes de ir a comer, y a la vuelta mi encargado me miró y me dijo: en la reunión del otro día alguien comentó que era imposible premarcar más de 10km. de eje en un día. ¿Qué te parece? Y yo pensé y le respondí: que de noche no se ve. Pero premarcamos todo el eje, cuesta arriba, cuesta abajo. ¡Y acabamos a las siete de la tarde! Eso sí, con la lengua de fuera, hechos mierda y con la imposibilidad de dar un sólo paso más. Al acabar mi encargado llamó al jefe por el manos libres.

-¿Te acuerdas de que el otro día dijeron que no se podía premarcar más de 10km. de eje al día?
– Mmm… sí.
-Pues hoy hicimos 15, ¿qué te parece?
-¿Sí?, muy bien, hombre, ya te pondré cinco euros más en el sueldo. Jajaja.
-Ni cinco euros ni pollas, trescientos euros para cada uno.
-Jajaja.
-Y un coche nuevo, que llevo en esta empresa más tiempo que nadie y tengo el coche más viejo de todos.
-Jajaja. ¡Pero si tienes el furgón nuevo!
-¡Hablo de la furgoneta pequeña!¡Y trescientos euros!
-Bueno, tú haz así todos los días y me lo pienso. Por cierto, mañana tiene que quedar la de Outeiro de Rei acabada. Mira que quede acabada, por favor, sea la hora que sea. Tenía que entregarse hoy…

Todos nos miramos, una carretera de 10 km. que ya estaban pintados, pero faltaban la mitad de los hitos… que van cada cincuenta metros… Aquí podría decir que en realidad poner hitos no es nuestro trabajo, según el contrato, pero según el contrato tampoco tendríamos favores que nos hace la empresa, asín que… otra caminata de 10 km. y doscientos hitos después, volví ayer a casa hecho una caca. Llamé al Grungie y a Celia a ver si venían a tomarse un algo, ya que Eneko y yo teníamos la casa pa nosotros solos. Pero el Grungie estaba como yo y Celia ni estaba. Llamé a Juanma y me dijo que no iba a arquear, que trabajaba, y que nos veríamos hoy por la tarde. Pues sí tú no vas, creo que ya no me quedan excusas para levantarme mañana. Me metí en cama y desde hace doce horas hasta ahorita mismo, me dió tiempo a ver el dvd de Love Actually tres veces, a grabarme en el coco la frase : “que el amor nos cosa a leches” e incluso a llorar como una nena. ¿”Como una nena”? Joder, soy falso, avaricioso, quejicas y ahora machista. Y lo peor, llevo despierto desde las ocho de la mañana, pudiendo ir a arco tranquilamente. Así que me hice café, me metí de ostias con el gato, esperé a una hora prudencial viendo los comentarios del director, y a las once de la mañana decidí que ya iba siendo hora de que el vecino de abajo se despertara y aprovechara el día, así podía gritarle a la novia desde temprano. Enchufé la guitarra, puse un poquillo de música y tiré el ampli al suelo. En todos estos años nadie ha subido a quejarse. Quién sabe, con la misma no toco con tanto volumen. Incluso Eneko es capaz de dormir mientras toco, aunque creo que es un recurso de defensa que ha ido desarrollando, nu sé.

Y ya va siendo hora de dejarte, querido diario. Aunque quizás debería hablarte de cuando me dicen en el trabajo que tengo un mecanismo en el culo que cuando hace contacto con el asiento del furgón me duermo. Bueno, qué quieres que te diga. Me ahorro aburrirme en el viaje. O también debería hablar de las minifotos y el Eneko de peluche que me regalaron la semana pasada, pero pa qué hablar, si ná puedo decir. O de las fotos que me pidió Celia, y que tendría 20.000 razones, literalmente, para no volver a hacerlo. 20.001 si contamos que mi pobre ordenador murió en el intento y ahora estoy con el  portatil. O de enfermedades y mundos paralelos, también literalmente. O de Motley Crüe, o del Tintín de Spielberg, pero joer, me ha llevado dos horas escribir este truñaco, aunque wordpress diga que son las tres de la tarde, ¿qué quereis? ¿Que me pase aquí tol día? De ninguna manera: además creo que el vecino se va a echar la siesta. Pues toma somnífero.

¡Ya soy universitario!¡Todo el papeleo hecho, todos los expedientes trasladados y todas las asignaturas elegidas! ¡Hoy, casi una decada después, ya puedo volver a decirlo! Bueno, sólo me queda pagar los créditos, que su puta madre, por cierto…

Y en mitad del viaje para ir a trabajar volvieron a llamar y decir que nanai, que hoy nada, que llovía y tal, así que secuestré a Grungie y nos fuimos a Ferrol a comprobar lo difícil que es encontrar un bar abierto a las doce de la noche. Empezamos hablando de programas de edición de vídeo, típicas series de fotos con música de fondo (paridas que hace el Grungie, ups), y se metió conmigo porque claro, si utilizaba el Paint para las fotos, con un Windows Movie Maker para un video, iba sobrado. Y después derivó la conversación hacia lo de siempre. O las de siempre.

Y hablando de todo un poco, salió el tema de las ocasiones perdidas, bla, bla, bla, y esto fue lo que me dijo el Grungie.

Tío, muy mal hecho, lo que tenías que haber dicho era ” tú, largo, a por tabaco, y que la próxima vez que te vea que sea en Quién Sabe Dónde. Tú, quédate, y sácate esa guitarra de encima. Además tenía un tatuaje encima de las cachas, ¿verdad?… Pues tío, era la ocasión perfecta de crear un registro visual que no iba a haber Windows Movie Maker que te lo editase.” Y yo, ¿y qué canción le pondría? Y él me dijo que pusiera ésta ( “¡y después Ballbreaker!”):

Joer, cuánto cuadradito tiene el wideo.

Bueno, lo que he escrito es como un chiste mal contado, y con tres cuartos de gracia perdida por el camino. Pero en directo era descojonante… sorry, lost in translation. Y bueno, cuando alguien de la talla de Bon Jovi (metro setenta, más o menos) le haga una canción al fotochó, comienzo a utlizarlo. Mientras tanto, os dejo con este bonito tema,  dedicado al más infravalorado programa… give me something for the Paint, give me something for the bluuuues…

Después de pasar dos semanas que ni sabía si iba o venía, ver como el agua se llevaba la pintura allí por Ribadeo, poner cinta por tercera vez en el mismo tramo de autopista porque el aglomerado también se lo llevaba el agua, mirar el depertador y no saber porqué sonaba, liarme con la burocracia universitaria, estar a punto de comerme al gato, ser abducido por extraterrestres, hablar con la nevera, grabar música pop para escuchar en el coche como…

… o…

… sí, no me reconozco, espiar a los vecinos, dolerme una muela, mandar postales a los extraterrestres, odiar más los dvd de la Warner (me compré La Naranja Mecánica porque ponía formato 2,40 y es el mismo 1,85 de toda la vida, estafadores), llamar gilipollas a Jean Paul el Sastre, tragarme una pila, caerme de la cama, dominar el mundo, sacarme un ojo con un destornillador, comprar un disco, ver Titanic, encontrar pelis que creía perdidas, ligarme a Petra Marklund, jugar con el perro de mi hermana, faltarme con mi cuñao, esconderle el botox a Nicole Kidman, volver a dominar el mundo (las modas van y vienen), freirme los dedos con un ordenador, comer churrasco, escuchar Guns N´Roses, tener un libro, escribir un árbol, plantar un niño, freir una camisa y plancharme un huevo, hoy, después de, en definitiva, no hacer nada, me han llamado del trabajo para decirme que, for the very first time in a lot of ídem, tengo días libres hasta el lunes. Joder, el primer punto. Ya era hora. Que me regalan el viernes y el fin de semana. Gracias, ahora que me había comprado el traje de buzo…

Y no sé qué hacer, pero empezaré haciéndolo viendo ésto. Buen fin de semana a todos.

Michael J. Fox y Christopher Lloyd, eso es química en pantalla. Aprended Ben Affleck y J-Lo.

Ahí por los setenta, la mejor época para todo, había unas criaturitas quinceañeras, cada una en su casa, que querían formar un grupo de rock. La compositora Kari Krome y el productor y compositor Kim Fowley buscaban un grupo de chicas para interpretar sus temas, tal cual pone en la Wikipolka. Sandy West, probablemente la mejor batería de la época, también había contactado con el productor. Luego estaba Joan Jett, guitarra y punkarra a más no poder. Así que el amigo Fowley, que no tenía un pelo de tonto, y sus ojos eran el signo del dolar, las presentó. Hacía falta un bajo, y apareció Micki Steele, que no duró un acorde porque se fue con las Bangles, y finalmente vino Jackie Fox (se sale el nombre). Decidieron que hacía falta otra guitarrista, y encontraron a Lita Ford, que nació con un pan bajo el brazo, mató al doctor a barrazos de pan en la cabeza, y su primera palabra no fue mamá, fue Jimihendrix, el galo. Al principio cantaba Joan Jett, e iba sobrada, pero para redondear contactaron con Cherie Currie, rubia destroyer con una voz bastante superior.

Todas tenían dieciseis, menos Lita Ford, con un año más, y el amigo Fowley pensaba que podría controlarlas…

Arriba están Joan Jett, y Sandy West levantando a Cherie Currie, y abajo Jackie Fox y Lita Ford, con cara de estar a puntito de empezar a guitarrazos con el fotógrafo.

El primer album, llamado como ellas, dió canciones como Cherry Bomb o Blackmail, y manifestaba que las niñas podían ser de todo menos un producto. Todas eran tan buenas en lo suyo que las cinco solitas se bastaban para sacar el grupo adelante, sin imposiciones de productores o composiciones ajenas. Nada mas empezar llegaban los problemas, mientras Kim Fowley lloraba aquello de cría cuervos…

Después vino Queens of Noise, con canciones como California Paradise, con un trabajo de Sandy West, que a mí personalmente me encanta; Take It Or Leave It, con Lita Ford diciendo quietos todos que aquí estoy yo, y si no, guitarrazo; o Neon Angels On The Road To Ruin, para mí la mejor.

Y después vino el typical Live in Japan, como tercer album. Cherie Currie y Jackie Fox dijeron adios, la primera para formar un dúo con su hermana gemela y la segunda abandonó en medio de la gira japonesa para ir a la universidad. Como al principio, Joan Jett se encargó de las voces, y buscaron y encontraron a Vicky Blue para encargarse del bajo.

De ahí salió Waitin´For The Night, menos heavy que los otros y bastante más rockero, como demuestran canciones como School Days o Don´t Go Away. O ésta.

And Now… The Runaways fue el quinto y último album que sacaron, recopilatorios aparte. Vicky Blue lo acabó y dejó al grupo, siendo reemplazada por Laurie McAllister, que lo poco qe le dió tiempo a hacer antes de la disolución del grupo fue grabar un par de videos y tocar en la última gira. Éste fue su último video, y ahí pone que la canción pertenece al album Mama Weer All Crazee Now, que supongo será un recopilatorio, pero no aparece ni en la Wikipolka ni en la página oficial ni en la mula ni en ningún lado.

Joan Jett formó su propio grupo, The Blackhearts, batante molón, y que bebía del rock de los cincuenta y el surf de los sesenta. Tuvieron bastante éxito en su tierra, y aun siguen en activo. Lita Ford en solitario tuvo bastante éxito como cantante y guitarrista de heavy metal ochentero, pero los videos son tan horteras que no voy a poner ninguno. La verdad es que de ésta no escuché nada posterior a las Runaways. Laurie McAllister desapareció en combate y Sandy West, la buenaza del grupo, la única que mantuvo contacto con todas las que pasaron por allí, formó la Sandy West Band y murió en 2006 a los 47 años por culpa de un cancer de pulmón.

Bueno, os dejo con unos videos de Joan Jett y The Blackhearts. Enjoy.

Ésta canción la conoceis, fijo.

Y ésta me gusta bastante.

Aquí finalizando la década, terrible.

Éste es del 2006, y lo de AC DC no tiene na que ver con el grupo.

Hala.

Hace un par de días que comencé las vacaciones, y la resaca de un viaje asturiano, y el botellón playero posterior, no me dejaron ser persona. Cualquier excusa es buena. Ahí vai, esta noche post runawayero, pero antes, wideo del amigo Phil Collins, pa celebrar lo de las vacances. Y se lo dedico al Grungie, que últimamente anda bastante sembrao y a abandonado la vida delictiva que llevaba.

Has encontrado el camino, hermano, no lo abandones. No te salgas de lo negro. Ojo curva.

Hoy tuve guerra en el norte, en el sur, en el este y en el otro. Y como no soy muy dado a mandar mis miserias a pastar, y torres más altas han caido, pos no os voy a dar mucho la vara. Sólo una cancioncita, prólogo del próximo clásicos, que puede sonar una macarrada, pero a mí me parece muy tristona. Na, hoy ni foto. Elegí un mal día para dejar de esnifar pegamento.

Bueno, venga, el teaser del clásicos.

…¿de dónde sale ese piano?…

Y yo pensando que me había comentado Gabriella Cilmi y resulta que era Blagdaros que me había linkado de mala manera. Mi gozo en un pozo. Pos ahora le devuelvo la pelota, y como la Universal no me deja subir los videos decentes de ésta señora, los linko, y hala, pa casa.

Es guapa y se drogaba lo justo, pero ahora se ha reconvertido en peacho de productora musical (que se droga lo mismo, vaya) y me tiene un poco abandonao. ¡Vuelve, Linda! ¡Aunque andes muy raro!

Buenas noches, queridos melómanos. Hace un par de semanas compré (de verdad) la banda sonora de la última Indiana. Y escuchando y escuchando, y disfrutando con temas como el Irina´s Theme, Call of The Crystal, (que básicamente son las notas que conforman el tema del arca de la primera peli, pero desordenadas y con un crescendo que te cagas), me encontré la magnífica The Jungle Chase, que se puede dividir en dos partes que coinciden con mis dos planos favoritos de la peli.

La primera parte dura dos minutos. En la película, Indiana se hace con el control del camión que los lleva secuestrados a él, a Mutt y a Marion. Mientras Marion conduce, Indiana suelta un bazookazo que hace reventar el vehículo encargado de abrirse paso por la selva. Irina se da cuenta de que Indiana ha escapado y va a por ella. El primer plano muestra a Irina acercándose a la cámara y mirando a lo lejos, el segundo muestra a traves de sus piernas (Spielberg, voy a mirar una foto que hice y luego te demando) el camión en el que Indy and Co. se acercan, a una decena de metros, y el tercero, y éste es el primer plano del que hablo, nos vuelve a mostrar a Irina con miedo, apretando contra ella la calavera, como si fuera una niña pequeña a la que quieren robar su juguete. En la película ya lleva un rato sonando la música de John Williams. En el disco el tema aparece cortado, empezando en ese momento. Dos minutos después, tras ver a los personajes y a la calavera cambiar de vehículos constantemente, Irina vence a Mutt a un duelo de espadas y éste cae encima del coche que conduce Indy. Mutt se pone de pie y le dice, básicamente, “¿qué miras? ¡acelera que se escapa!”

Y aquí viene la segunda parte del tema, a partir del 1:56, coincidiendo con mi segundo plano favorito. Que por desgracia dura poco: Irina en la parte de atrás de su coche, con un pie en el asiento y el otro en el respaldo, con la calavera otra vez en su poder, mirando a los vencidos con una sonrisa mientras escapa a toda velocidad.

Bueno, y sigo escuchando y encuentro en el tema Hidden Treasure and The City of Gold unas cuerdas con un ritmo, que yo ya había escuchado en alguna parte. Concretamente hace un par de años mientras veía una de las mejores escenas de Spielberg de toda su carrera, cuando los trípodes salen del suelo del cruce ante la mirada flipada de Tom Cruise. Aquí cacho uan de Indiana, y aquí cacho tú de La Guerra de Los mundos. Comparen y me cuentan. Pero bueno, mientras alguien se plagie a sí mismo, no hay problema, ¿ou?

Bueno, pues aquí va el leitmotiv que compuso Alan Silvestri en 1992 para la película La Muerte Os Sienta Tan Bien. Y aquí la música que compuso Williams para el momento en el que Tom Cruise llevaba una bolsa con sus propios ojos y se movía como Peter por su kelo en la jefatura de policía de Minority Report. Jeje, en la de Minority, cuando la cosa se pone cañera, describe a Tomasito corriendo detrás de sus ojos, que se le habían caído, rodando cuesta abajo…

Pues sí. Éste post suena a crítica. Nada más lejos de la realidad. Vamos que yo soy John Williams y me mando un meil que diga: “Oye, neno, ¿pero tú sabes lo que es hacer algo nuevo después de sesenta años creando y grabando? ¡Que yo he hecho de tó, desde jazz a fanfarrias olímpicas! ¡Que sólo hay siete notas y un puñao de bemoles! ¡¡Pues sesenta años explotándolos!!”

Cuanta razón, jefe. ¡¡¡Y si acabamos de hablar del rey, demos la bienvenida al príncipe, el grandísimo James Newton Howard!!! ¿Y qué os pongo yo de éste? Bueno, os dejo con dos temas de diferentes bandas sonoras de M. Night Shyamalan, al que ni critico ni alabo, porque rodando es dios, pero escribiendo… La primera, The Hand Of Fate – Part 1, climax de la película Señales, que a mín justoume. Podeis observar que donde Williams es un genio con el viento para llevar la orquesta a lo más alto, Newton Howard es el amo y señor de las cuerdas, especialmente el violín. Para mí, ésta es una de sus mejores piezas, sobre todo a partir del 3:27, donde empieza la tensión que acaba desatándose en el 3:50, después casi un minuto de calma, y más tralla al final. El puto amo. La segunda, The Great Eatlon, acompaña las imágenes finales de La Joven del Agua. Una Maravilla.

Bueno, os dejé dos piezas de acción. Pero el tipo, que también salió del jazz, tampoco se queda corto en piezas más intimistas… moñas o como querais llamarlas. Otro día. Ahora me voy a leer Tintines.

Lo que está sonando en el móvil de Xiana

Be My Baby, de Vanessa Paradis. Y vamos haciendo memoria para sacar el Xiana´s Greatest Hits. Pista 1 - House Of The Rising Sun, The Animals Pista 2 - Simple Man, Lynyrd Skynyrd Pista 3 - Girls Girls Girls, Motley Crüe Pista 4 - Even Flow, de Pearl Jam Pista 5 - You Give Love a Bad Name, de Bon Jovi Pista 6 - Ball And Chain, de Janis Joplin

Día de Nuestro Señor

septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Flickalo!

Mira que os molan estos…

¡Miao!

Pos esto es todo, amigos. Para cualquier chorradita, por chorras que sea, no os corteis y mandadme un meil de esos a tylerrip@hotmail.com