Eso es lo que yo pienso. Pero hay que seguir.

Micro abierto en la acampada de Coruña, para que los acampados y los que por allí pasen digan lo que quieran. Quieres hablar y te pones a la fila y vas saliendo en riguroso orden. A no ser que seas un acampado, que te puedes saltar la fila. Normas y paridas que salen de Sol y que los acampados de Coruña veneran a la hora de abrir el micro y que la gente hable: En vez de aplaudir, mandan mover las manos en el aire como si se saludara, que tintineen las joyas. En vez de quejarse y decir buuuu, hay que cruzar los brazos sobre el pecho a lo x-men. Para pedir réplica, puño en alto. Si la gente piensa que te enrollas, mueven los brazos en círculos como si golpearan un punching ball. En la acampada quieren acabar con el bipartidismo y se enrollan con las leyes electorales que es una maravilla. Pero es que ese no es el problema. El problema no son los partidos políticos, porque cuando gane el PP vamos a seguir igual. Y si gana IU seguimos igual. Al problema se le llama banco. Me sorprendió que uno de los acampados (uno que dijo “estoy cabreado” en vez de “hola”) lo hiciera notar y sus compañeros cruzaran brazos y le dijeran que se enrollaba. Para mí era el único que decía algo, pero como los acampados de Madrid mandan tratar un tema y los de Coruña parecen medio borregos, con perdón, se le cortó. En silencio, eso sí. Digo yo, ya que no vamos a conseguir nada, porque no se va a conseguir una puta mierda, mejor hacer ruído, ¿ou? Yo tengo una idea para el gesto que has de hacer si piensas que lo que te dicen te la pela.


Me la pela. a video by tylermcpotter on Flickr.

Anuncios