¡Basta ya! Tanto cumpleaños, tanta tontería… ¡Ya ni voy a decir nombres! Primero pa la prima con el pelo a lo Slash. Ahí va tu regalo, que sé que te molan, ¡so hardrockeira!

El siguiente regalo, para la lolaila, a quien el nombre de la de arriba le resulta familiar, hala, ahí vai, ¡so punki!

Y mañana, o cuando acabe de escribir esto, que ya sabeis que escribiendo voy más lento que pegarle a un padre con calcetín sudado (sí, el chiste no era ese, pero no se me ocurría nada), el Curruncho también cumple. ¡Pues toma regalito, toma! ¡So grungie!

“Miguel, Miguel…” ¡Ay, no!. Snif, ¡Neno, no nus murimos a los 27, nunca seremos rock stars!