Hay cuatro discos de Bon Jovi que se salen. El primero, Bon Jovi, el tercero y cuarto, Slippery When Wet y New Jersey, y el nosecuantos, These Days. y En este disco hay una canción que ni es de amor, ni de desamor, ni de rock, ni de It´s my life, ni Have a nice day ni esas chorradas que escriben ahora. Es una canción triste sin más, de cuando te levantas con el pie malo… que bueno, es mi pie y yo lo quiero.

I can´t write a love song, the way I feel today
I can´t sing no song of hope, I´ve got nothing to say
Life is feeling kind of strange, it´s strange enough these days
I send this song to you, whoever you are
As my guitar lies bleeding in my arms…
bla bla bla…

Y eso, que estoy un poco triste, jo, porque he perdido mi arco (sí, claaaaaro). Y el problema no era del arco, ni de quien me lo recomendó, ni de quien lo vendió… Si no que un arco tan pequeño no era para mí… (Sí, claaaro, el arco). Y me jode, porque todas las decisiones que he tomado en este año, casi todo lo que he hecho, ya no tienen mucho sentido. (Es que no lo pillais, no es el arco, ¡que le den al arco!)

¿Y qué hago yo ahora?… ¡Plaf, bofetón! ¡Espabilar! Que aun queda mucho camino. Y si llueve y está inundado… “Papi, papi, enséñame a nadar” “¿No sabes nadar? Espera que lo soluciono ahora” Y me cogió de los brazos y me lanzó al agua. Y joder si aprendí.