You are currently browsing the monthly archive for noviembre 2008.

Me despierto justo en el momento en que todo lo enchufado se apaga. Fuera está tronando y cayendo la del pulpo. Me quedo un momento con la cabeza en mi querida almohada y vuelve la luz. Despertador en 00:00… Y me es imposible volver a dormir porque tengo el oido tan, pero tan acostumbrado… goteras por toda la casa. Pero no.

El granizo que se estrella contra la canaleta del desván, el agua bajando por la pared… Hace un par de años me habría levantado e ido hasta la sala, a esperar, fregona en mano, y cubos. Toda la noche esperando y fregando, y al día siguiente estabas todo buho.Y las goteras que teníamos no eran estas de plic, plic, plic. No era una teja que tuviera un agujero. Como la canaleta se atascaba, caía una puta catarata por la trampilla de las persianas. ¡Una habitación inundada en un minuto! ¡Y años esperando a que la comunidad se decidiera a arreglar el tejado!

Y la primera noche en mi zulo de Santiago descubro que la pared de mi habitación, justo donde está el cabecero de la cama, es como las paredes de los orinales de las discotecas, con el agua cayendo por ellas, sin cisterna. ¡Las goteras me persiguen!

Pero ahora el problema está solucionado y aún así, como el oido no para de escuchar agua por todos lados… no puedo dormir. Me puse música, pero acabé bailando en cama…

Sí, está bien, es una tontería, y hay gente que no duerme por cosas peores. Lo jodío es que yo duermo por cosas peores, pero no por esto… tengo más miedos idiotas, si quereis. Por ejemplo, me puedo sentar tranquilamente en mi ventana, por la parte de dentro, se entiende, y vivo en un quinto pero como me suba a una silla, ya estoy temblando. Puedo tirarme horas y horas metido en el agua de un río, pero no me alejo mucho de la orilla de una playa. Odio el mar abierto, quizás por eso me encantan los barcos. No me gustan los perros grandes, no soy de esos que dicen hola guapo, dame la patita. Pero si vienen de buenas a primeras meneando el rabo, chachi. Y el único perro que me mordió alguna vez, debía medir como veinte centímetros, pero como se pueden mandar a volar sin levantar mucho la pierna… Como Ron Weasley, me daba asco cómo se movían las arañas. Solución, pasarme un verano entero cogiendo arañas en la mano, ahora molan. Y tengo más, soy muy miedoso, ¿y vosotros?

lucissignfoto

Eso, que empieza a hacer frío.

Primero un wideo.

Ayer fuimos a trabajar a Outeiro de Rei, allí donde está un zoo que tengo que ir a visitar pero en cuanto pueda; y casi nieva, pero al final se quedó en aguanieve cutre. Y a la vuelta llamaron los autopisteros, que al final sí que se iba a trabajar esa noche. Y como habían dicho que no se trabajaba hasta la noche de hoy, por las lluvias, pues nos cagamos un poco en todos los santos. Así que cuando llegué a casa me metí en cama, para estar fresco cual lechuga a las diez. En medio sueño me llamó mi encargado para decirme lo de siempre, que al final no. Y es que a la lluvia se la suda lo que piensen en el ministerio, eso está claro, y si tiene que llover, va a llover. Así que me dije, bueno, ya que no trabajo, voy a levantarme, ya que estar tirado en cama para ná es tontería. Pero como estaba medio viendo Cuatro bodas y un funeral, era la segunda boda y me estaba descojonando de lo poco que veía, pues le dí hasta casi el principio donde me había quedado dormido, y me puse a verla ya con más atención. Pero mi almohada es mucha almohada. Volví a quedarme sopa. Y soñé. Aviso a navegantes, a partir de esta frase, muchas idas de olla.

Me habían dado una beca para irme a estudiar a Nueva York, del viaje no recuerdo mucho, la verdad, sólo de la llegada. También venían David, Jorge, Diego, y no sé si visteis la seríe Cómo conocí a vuestra madre, pues también estaba con nosotros el grandote de Minnesota, Marshall. Se encargaban de nosotros dos chicas, que tal y como nos trataban calculo que nosotros debíamos tener como mucho dieciseis años y éramos unos gamberros de cuidado. Nos alojaron junto a otra mucha gente en una peazo casa acojonante, era como si reformaran el partenón y dejaran las columnas y un par de metros hacia dentro hicieran una mansión, con una puerta enorme en cada lado. Así que dejamos los petates en nuestras habitaciones y mientras Diego y Jorge se iban a a dar una vuelta por la ciudad, David y yo nos quedamos con Marshall, que era un cándido y nos decía, tengo que estudiar, dejarme solo, no toqueis mis cosas, por favor; y nosotros, hola, qué haces, qué es esto, de dónde vienes, hala, qué cosa más chula, qué es, vente con nosotros no te aburras… Nos faltaban cuernos, rabo y tridente. Y el Marshall tenía dos lanchas hinchables (?) encima de un armario, y allí mismo nos pusimos a hincharle una, destrozando todo lo que había en su habitación, hasta que finalmente no sé con qué tocó, que explotó. Y vaya risas. Así que Marshall acabó por echarnos educadamente. Pero le habíamos robado la otra, y nos fuimos a la carretera que rodeaba la casa, que era una cuesta, la subimos, hinchamos la lancha, David se metió dentro, y yo lo empujé carretera abajo.

La que se montó. Justo cuando solté a David, que iba a toda hostia, apareció un coche delante en la curva, y en vez de parar, se acojonó, dio media vuelta, y salió disparado cuesta abajo chocando con otro coche que subía. Yo me agaché detrás de una columna, y David acababa de reunirse conmigo mientras comenzaba a deshichar la lancha cuando empezaron a sonar sirenas de policía por los cuatro lados de la casa. Nosotros dimos media vuelta hacia la puerta contraria del accidente, y vimos que entraban un par de policías. No nos vieron y los seguimos. Entramos detrás, dejamos la lancha a medio hinchar en la puerta de Marshall, y nos encontramos con Diejo y Jorge preguntando qué había pasado. Y nosotros, no sé, ni idea, vamos a ver. Y medio disimulando nos encontramos con los policías hablando con las dos chicas, que decían, lo sentimos, muchas gracias, no volverá a pasar. Se fueron todos. Las chicas dijeron: Diego, Jorge, Marshall, volved a vuestras habitaciones. Y David y el otro cogen el vuelo de este fin de semana para casa. Aquello fue el hundimiento del Titanic. Primero, porque, joder, a mí no me parecía tan grave. Y segundo, porque lo decían sonriendo y en plan ” y un problema menos”. Así que se fueron todos y yo me quedé con ellas, con las manos en los bolsillos y pensando. Las chicas me ignoraban, hablaban de sus cosas. Pensaba en ir a la desesperada, decir que nosotros no habíamos hecho nada, que ni siquiera nos habían preguntado si era verdad, que era injusto. Pero me salió: Si os hemos… quiero decir, si habeis dado la cara por nosotros y os han avergonzado por nuestra culpa, lo siento. No sé qué mierda de frase es, pero así foi. Y una me dijo: no, no nos han avergonzado, muchas gracias.

Y ante la rotundidad del muchas gracias, me dí la vuelta. Y empecé a caminar. Silbando. Porque empezó a apoderarse de mí una tontería… Ellas me caían mal, y no sé cómo, lo que pasaba me hacía feliz, y quería demostrarlo. Así que en medio del silbido, me dí media vuelta otra vez, y lo más contento que pude les dije, como si nada hubiera pasado: bueno, ¿ y a qué hora se come aquí? No, lo digo porque, joer, con tanto ajetreo a uno le entra el hambre, ¿no? Bueno, voy a ver si encuentro la cocina, chao. Y me volví a ir silbando. Jorge me encontró y me preguntó si estaba bien, bla bla bla. Y yo le dije: Jorge, quiero pasármelo de puta madre. Tú conoces la ciudad, llévame por ahí.

Y nos fuimos los cuatro (el quinto es Marshall) a ver Nueva York. No había ningún edificio típico, sólo conocía uno y era porque pertenecía al juego Hotel. ¿Sabeis el que era más o menos semicircular?  Pues ahí estaba. Había otro, que no sé de dónde salía, pero miraba estaba en la acera, miraba hacia arriba y me entraba vértigo. Para poder verlo todo tuve que andar como un minuto a lo cangrejo, marcha atrás. Nos metimos en el metro, y por unos túneles en los que por fin entendía a la gente, porque estaba lleno de hispanos.

Y llegamos al final del sueño. Estábamos pasándolo estupendamente en los túneles, cuando me viene un yonki que ví en alguna película, y me pregunta en inglés si tengo un cigarro. No le entiendo ni papa y paso de él. Me coge del brazo y me señala mi tabaco. Le doy un cigarro y después me señala la cartera. Lo mando al carajo y le saco el brazo de un golpe. Me meto entre la gente, y al momento vuelve a agarrarme el tipo, con una jeringuilla apoyada en el medio de mi esternón. Con la mano izquierda le agarro su derecha, la de la jeringuilla y con mi derecha intento zoscarle. Pero con su otra mano (su izquierda, eso es) él para la mía y la coge para no soltarla. Y entre forcejeos y me cago en tu madre, se acaba el sueño. Hala, una foto de Sophie, mi psicoanalista, que todavía está meditando lo que me pasa.

sophie-marceau1

Al final son las dos de la mañana y me encuentro con que las cuatro bodas y un funeral del Windows Media se repiten una y otra vez. Así que, como es el final y lo que veo son fotos, pues ya me imagino de quién es el funeral. Ví la película, y en la tercera boda estuve todo el rato esperando a que se muriera. Me dió pena, era el mejor personaje. Después se me fue más la olla y pensé que si metieran a Tom Bombadil en la peli del señor de los anillos, él sería perfecto. Y mientras veía la peli pensaba, joer, yo soy Charles. Incluso los “joder” de cuando se queda dormido son los míos. ¡Incluso Scarlett es mi hermana Esther! Pero así que va pasando la peli pienso, “no, yo soy el burridiota del Tom”; pero no, yo soy Fiona, y bien feliz que estoy.

En la bitácora de Eledhwen encontré la manera de hacerme rico sin mucho esfuerzo.  Fácil y sencillo y el porcentaje de mi manager no pasa del 10%. Que yo sepa.

Así que os presento nuestro primer album, ya disponible en tiendas de discos, grandes almacenes, ascensores y minutos de espera mientras la operadora telefónica termina de tomar el café.

Aquí está la portada.

3040494023_bbd19f3145_o1

Por cierto, antes de que me demanden, la imagen pertenece a yves.lecoq, que buenamente y no sin cobrarnos un buen dineral, aceptó dejárnosla.

Pues sí, John Giles Adams somos, en orden alfabético: yo y mi guitarra, Grungie con los teclados, Isabel Preysler a la batería, Tom Cruise es el bajo, Jesulín de Ubrique al micro, los niños de San Ildefonso haciendo gorgoritos, la Filarmónica de Viena dando caña con el triángulo, y Amy Winehouse encargada del catering.

Bueno, ya nos ireis conociendo, porque las teles van a empezar a programar anuncios a partir de ya. Nuestro tracklist, para el que quiera ir echando el primer vistazo.

1 – Introdácsion, (todo recto)

2 – Nena, ¿quén che quenta?

3 – El blues del gato atropellao, miao, miao, miao

4 – Amparitoritori

5 – Te dije que no lo apretaras

6 – Bajándome un tono

7 – Efectívamente, como una cabra

8 – Debería estar durmiendo

9 – Luke, NO soy tu padre, (jodío niñato)

10 – Uma, grande y libre

11 – Antonia, mell´ate

12 – El excusado no es una biblioteca

13 – Yo invito, tú pagas, ella bebe, él se la lleva (the circle of life)

14 – Si te aburres, a mí no me llames

15 – Isa´s drum solo

16 – I´m Sorry (Hello, mr. Sorry)

17 – A ver si te mueres (love song)

Bueno, bonito y barato… Joder, si tuviera alguna excusa para haber escrito esto…

En el país de los tinkiwinki chungos, el tuerto se queda con la morena. Y eso que era el que más se drogaba. El resto del grupo, esos son los que están de manicomio. No me abrazaba yo a esas cosas ni jarto leche con galletas. Y hasta aquí la parte normal del post.

What would you do if I follow you? (escapar)

¡Ya soy universitario!¡Todo el papeleo hecho, todos los expedientes trasladados y todas las asignaturas elegidas! ¡Hoy, casi una decada después, ya puedo volver a decirlo! Bueno, sólo me queda pagar los créditos, que su puta madre, por cierto…

Y en mitad del viaje para ir a trabajar volvieron a llamar y decir que nanai, que hoy nada, que llovía y tal, así que secuestré a Grungie y nos fuimos a Ferrol a comprobar lo difícil que es encontrar un bar abierto a las doce de la noche. Empezamos hablando de programas de edición de vídeo, típicas series de fotos con música de fondo (paridas que hace el Grungie, ups), y se metió conmigo porque claro, si utilizaba el Paint para las fotos, con un Windows Movie Maker para un video, iba sobrado. Y después derivó la conversación hacia lo de siempre. O las de siempre.

Y hablando de todo un poco, salió el tema de las ocasiones perdidas, bla, bla, bla, y esto fue lo que me dijo el Grungie.

Tío, muy mal hecho, lo que tenías que haber dicho era ” tú, largo, a por tabaco, y que la próxima vez que te vea que sea en Quién Sabe Dónde. Tú, quédate, y sácate esa guitarra de encima. Además tenía un tatuaje encima de las cachas, ¿verdad?… Pues tío, era la ocasión perfecta de crear un registro visual que no iba a haber Windows Movie Maker que te lo editase.” Y yo, ¿y qué canción le pondría? Y él me dijo que pusiera ésta ( “¡y después Ballbreaker!”):

Joer, cuánto cuadradito tiene el wideo.

Bueno, lo que he escrito es como un chiste mal contado, y con tres cuartos de gracia perdida por el camino. Pero en directo era descojonante… sorry, lost in translation. Y bueno, cuando alguien de la talla de Bon Jovi (metro setenta, más o menos) le haga una canción al fotochó, comienzo a utlizarlo. Mientras tanto, os dejo con este bonito tema,  dedicado al más infravalorado programa… give me something for the Paint, give me something for the bluuuues…

Hoy les dije a Celia y al muy Grungie que yo utilizaba el paint cuando quería retocar mis fotos, que total sólo era recortar, pintar todo un fondo, tal y cual. Y por poco me echan del bar a berridos, que era un neanderthal, que para qué estaba el fotochó, que no merecía vivir, que era una vergüenza como persona, que no sabían cómo conseguía encender el ordenador, luego vino la camarera y me estuvo dando bandejazos durante media hora mientras me llamaba de terrorista parriba. Y escoltado por la policía conseguí llegar a casa, aunque estos también me miraban muy mal.

No exagero, todo es verídico, y si no, que comente el Grungie si quiere, aunque no sé cómo le quedó la mano después de atizarme tanto.

Le voy a dedicar un video de uno que le mola, a ver si se calma.

Después de pasar dos semanas que ni sabía si iba o venía, ver como el agua se llevaba la pintura allí por Ribadeo, poner cinta por tercera vez en el mismo tramo de autopista porque el aglomerado también se lo llevaba el agua, mirar el depertador y no saber porqué sonaba, liarme con la burocracia universitaria, estar a punto de comerme al gato, ser abducido por extraterrestres, hablar con la nevera, grabar música pop para escuchar en el coche como…

… o…

… sí, no me reconozco, espiar a los vecinos, dolerme una muela, mandar postales a los extraterrestres, odiar más los dvd de la Warner (me compré La Naranja Mecánica porque ponía formato 2,40 y es el mismo 1,85 de toda la vida, estafadores), llamar gilipollas a Jean Paul el Sastre, tragarme una pila, caerme de la cama, dominar el mundo, sacarme un ojo con un destornillador, comprar un disco, ver Titanic, encontrar pelis que creía perdidas, ligarme a Petra Marklund, jugar con el perro de mi hermana, faltarme con mi cuñao, esconderle el botox a Nicole Kidman, volver a dominar el mundo (las modas van y vienen), freirme los dedos con un ordenador, comer churrasco, escuchar Guns N´Roses, tener un libro, escribir un árbol, plantar un niño, freir una camisa y plancharme un huevo, hoy, después de, en definitiva, no hacer nada, me han llamado del trabajo para decirme que, for the very first time in a lot of ídem, tengo días libres hasta el lunes. Joder, el primer punto. Ya era hora. Que me regalan el viernes y el fin de semana. Gracias, ahora que me había comprado el traje de buzo…

Y no sé qué hacer, pero empezaré haciéndolo viendo ésto. Buen fin de semana a todos.

Michael J. Fox y Christopher Lloyd, eso es química en pantalla. Aprended Ben Affleck y J-Lo.

Lo que está sonando en el móvil de Xiana

Be My Baby, de Vanessa Paradis. Y vamos haciendo memoria para sacar el Xiana´s Greatest Hits. Pista 1 - House Of The Rising Sun, The Animals Pista 2 - Simple Man, Lynyrd Skynyrd Pista 3 - Girls Girls Girls, Motley Crüe Pista 4 - Even Flow, de Pearl Jam Pista 5 - You Give Love a Bad Name, de Bon Jovi Pista 6 - Ball And Chain, de Janis Joplin

Día de Nuestro Señor

noviembre 2008
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Flickalo!

¡Miao!

Pos esto es todo, amigos. Para cualquier chorradita, por chorras que sea, no os corteis y mandadme un meil de esos a tylerrip@hotmail.com