Ahorita mismo está jugando al poker con Robert Shaw, y vaya pedazo de partida, señores.