Puta mierda joder ya.

¿Estoy algo estresado? No, qué va. Desde que empezó el año, soy la alegría de la huerta. Me dije, tienes que hacer tal cosa. Y la hice. Tienes que hacer esta otra. Y la hice. Tienes que dejar de hacer eso, y lo hice, y después dejé de hacerlo. Y esta nueva… mentalidad, resulta que es, incluso… cómoda y agradable. Me siento bien, ¿a qué huelen las nubes?

Toda esta gilipollez viene a que ayer terminé mi relación más duradera (exceptuando el playmobil que me regalaron con cuatro años y que ahora me mira desde encima de la pantalla), y lejos de sentirme mal, me siento libre, qué coño. De vez en cuando me acuerdo de los buenos momentos, pero… doce años se dicen pronto, y fueron los mejores de mi vida, pero presiento que ahora empiezan los mejores del resto de mi vida. Adios, gurbai, nunca te olvidaré, besitos, Marlboro, sabes que no es por tí, soy yo, quedamos como amigos, no llores, llámame, quiero saber que estarás bien.

(En realidad lo dejo porque me han salido más pretendientas, pero ojos que no ven…)

Bueno, hoy es el día de los del “cuelga tú, no, cuelga tú, no cuelga tú… click… tuuut tuuut tuuut… ring ring, ¿si?, ¿porqué me has colgado?”, así que muchas felicidades a todos los enamorados, y si alguien cumple hoy años, pues muchas felicidades también. Os dedico las imágenes que yo esperaba ver desde hace mucho tiempo y que hoy salieron por fin…

-Damn, I thought that was closer!(o como se escriba) -¡Amén, hermano!