¿Pero serán hijos de puta? Imagínense que se les muere alguien, y vienen unos a tocarles las pelotas en el funeral. Qué cara se le queda a la madre, qué cara se les queda a los hermanos. Se me presentan estos impresentables en el funeral de mi hijo, y juro por mi gato que hay ostias.

“Heath ahora está en el infierno y ha comenzado a servir su eterna condena”.  Cómo se puede caer tan bajo, para ir a humillar a un muerto en su funeral. Como si es un violador y asesino de bebés. Qué bajeza, qué vergüenza.