Por lo menos en santos. Lo dijo monseñor Rouco Varela, y si lo dijo monse, va a misa. Mientras tanto en el infierno…

… y que nos quiten lo bailao.