Por fin, ostia puta. Jueves a viernes, 4:49 de la mañana, significa que mi semana laboral ha terminado y hasta el domingo por la noche voy a rascarme las pelotas tol rato. En serio, que cada día odio más el trabajo, más bien, este trabajo. Pero ahora mismo, voy a hacer como si el escritorio fuera un piano y voy a ponerme a bailar con la cancioncita esta.

Cachiiiiiiinga! Mmmm… una tipa a la bateria… qué morbo. Buen fin de semana.