Bueno. Ya está. Ya se acabó. Hasta luego, DZ. Dijimos que íbamos a montarla y la montamos.

Arriba, en el pasacalles por San Sadurniño, o San Sadurneno, como dirían los coruños. No quedó oreja sin enterarse de que la fiesta iba a comenzar.

Sardiñada rica pal nene y la nena. Y mojados los gaznates en buen vino, cualquiera se atreve a saltar la fogata.

The Cañas subieron después de que calentaran motores un cuarteto haciendo una jam, entre los que estaba Dubi, bajista del grupo. De izquierda a derecha: Lucho, Dubi, Miguel, servidor y David.

Sussana Grissom y Marcos no podían perderse la fiesta, siendo también ellos motores importantes del DZ.

El Capitán DZ, subió con nosotros a cantar un par de canciones. Y por muy duro que parezca, yo le ví echar alguna lagrimilla.

Celia y David, fotógrafa cuando no lo soy yo, y muy mejor amigo (como diría Forrest), respectívamente.

Ya. Hasta aquí hemos llegado. Pero por si acaso… dejemos caer que hay secuela…