Si los dedos no me fallan, hoy cumplo esos años, y he estado pensando mil chorradas para escribir ahora, todas muy largas y con muchos nombres. Supongo que no hay nada mejor que ser directo y dedicar el cuarto de siglo que se me acaba de ir. Ya que nunca voy a recoger un Oscar, pues aprovecho.

A ella, por ser una verdadera leona con sus cachorros.

Y a él por enseñarme a comprender las cosas, antes que aprenderlas o aceptarlas sin más.

A los dos por mil razones que no sé escribir, pero que están ahí.

A Tyler por haberme maullado y a Eneko por seguir haciéndolo. Y a todos los demás. Nacer un 13 no debe dar tan mala suerte si he tenido el placer de haberos conocido. Los siguientes van por vosotros. Como este video.

Pues sí. Descubrí lo que era tocar una guitarra eléctrica viendo Papurrein en la gallega, en aquellos tiempos en los que sólo había tres canales. ¿A que nadie lo sabía? Bueno, pues ya está.

¡A por los que me quedan!